Sep 19, 2021 Last Updated 5:13 PM, Sep 14, 2021

EN MEMORIA DEL PADRE BRUNO DEL PIERO

Categoria: I Nostri Dicono
Visite: 2137 volte

EL PADRE BRUNO AMÓ HASTA LOS DOS EXTREMOS, A DIOS Y AL PROJIMO

 

La noticia de la muerte del P. Bruno del Piero nos cogió por sopresa. Aunque la muerte es un acontecimiento tan sorpresivo como indeseable, no se pensaba que Bruno estuviera en peligro de muerte en aquel momento. Pero sabemos que la vida es un tesoro delicado cuyo destino es incognito.

El P. Bruno marcó historias, caminos, iglesias, pueblos y corazones. El fue hecho para la misión y la misión para él. En la medida en que iba avanzando en edad, iba también madurando en la estatura misionera, el celo pastoral y la espiritualidad. Si se encontraba en medio de carreteras andaba por ellas, si vivía entre ríos, navegaba por ellos, si eran caminos de herraduras, también los caminaba, si lo único que había era un caballo, usaba ese medio. 

Tuve la dicha de trabajar con él durante mi experiencia del diaconado entre los años 1999-2000.  Celebramos juntos el año del Jubileo. Me acuerdo bien cómo  organizó la celebración y al final de la procesión me pidió abrir las puertas de la catedral para darle la bienvenida, con misa, al nuevo milenio. Volvimos a encontrarnos en la misión cuando fui destinado a La Tagua en 2006.  El hecho de que mi papa también se llamaba Bruno, respetaba mucho a Del Piero.

 

SU ESPIRITUALIDAD

La espiritualidad de Bruno y su fidelidad al evangelio, a la Iglesia, a la oración, a los sacramentos, a la Consolata, al Fundador, a los Santos era conocida y  vivida de forma auténtica. El Breviario, la Eucaristía, las celebraciones de la Navidad, la Pascua, las fiestas patronales, formaban parte integral de Bruno. La gente gozaba celebrar con el. Para Bruno y con Bruno, la Eucaristía era una verdadera fiesta. Una fiesta de la Virgen del Carmen, de las Mercedes, de San Pedro Claver o de cualquier otro santo, presidida por Del Piero, era la alegría de la comunidad. De hecho su agenda se llenaba con anticipación de las invitaciones a estas fechas. 

Amaba a La Consolata y al Fundador y conocía mucho de nuestro Instituto. Celebraba con devoción las fiestas propias de La Consolata. De hecho la muerte de Bruno durante el año de Allamano no parece ser una casualidad. Los dos estarán juntos en el paraíso orando por nosotros

 

DONABA TODO LO QUE CONSEGUIA PARA LA MISION

Aunque muchas veces el P. Bruno fue criticado o no bien entendido debido a su forma de ayudar a los pobres, o celebrar los sacramentos y construir capillas, nunca se desanimó. Nunca dejó de ayudar a los pobres con los bienes materiales, dinero, mercado, ropa, según la necesidad. Cuando visitaba a las veredas nunca fue con manos vacías, como queriendo decir que cuando uno muere no lleva nada consigo. También estaba convencido de que los bienes que Dios nos da son para los pobres. Estoy convencido de que todo el mundo lo quería no por lo que daba sino por lo que era, por su caridad de persona y por ser excelente sacerdote, buen papa y típico abuelo. Se interesaba de los que sufren, de hecho donde estuvo trabajando cada día visitaba a los hospitales. También celebraba misa en las cárceles.

 

Cuando conseguía recursos económicos de su pueblo, todo lo disponía para la misión. Muchas capillas, Iglesias, Catedrales y casas curales, y viviendas de la gente,  de muchos pueblos del Caquetá y el Putumayo, fueron construidos por ayuda del P. Bruno. Por ejemplo, el piso de la Iglesia de La Tagua fue hecho con la plata que le dieron con ocasión de la muerte de su mamá, siendo él párroco del dicho pueblo. Después, en el cambio del techo y la reparación del templo parroquial, en el 2009, P. Bruno aportó la mayor parte del dinero.

 

QUERIA MUCHO A LOS MISIONEROS Y A LAS MISIONERAS

En la casa cural donde estuviera, Bruno acogía bien toda la gente y nunca dejaba a un misionero salir  sin brindarle nada. Era muy cordial con todas las hermanas. En muchas ocasiones trabajó con las hermanas de La Consolata y de La Presentación por los rios y veredas de Leguízamo.

 

LOS TRES DESPACHOS PARROQUIALES 

Bruno atendía eficazmente a los tres despachos parroquiales: La casa cural, la calle y las veredas. A pesar de su ya avanzada edad, se le veía fuerte y lleno de vida. No se mantenía en un solo lugar o en la oficina esperando a la gente, vivía entre el pueblo y las veredas. Sus visitas eran cortas pero frecuentes y bien sentidas.

Fue un hombre con plena conciencia de su identidad como cristiano-católico, sacerdote, religioso y misionero. Vivió cada aspecto de esa identidad con autenticidad, originalidad y convicción. 

 

NI VICE VERSA

Su amor a Dios no le llevó a descuidar del prójimo, ni el amor al prójimo le hizo abandonar las cosas de Dios. Al pueblo donde Bruno llegaba, no solo se preocupaba por el bienestar de la gente, construía una capilla para el Señor y  junto a la capilla organizaba unas piezas para los misioneros. 

 

HOMBRE DE CONTRASTES

El P. Bruno tenía una fe en el Señor edificada sobre la roca. Defendía con originalidad a la Iglesia Católica, su doctrina y su magisterio. Pero esta fidelidad no era ciega, cuando algo no le parecía bien hecha, lo cuestionaba y a veces se enojaba, pero después se calmaba. En la misma línea, él estaba convencido de la validez de los sacramentos y sus exigencias. Pero al mismo tiempo comprendía a cada persona en su situación y no complicaba la vida de la gente que quería acercarse a los sacramentos. Esta es la práctica de la misericordia a la que el Papa Francisco nos invita.

Era muy fiel a la Sagrada escritura y convencido de que ella es Palabra de Dios y la fuente de nuestra salvación, pero cuando llegaba a los salmos que hablan del Dios castigador o de la venganza, se paraba y expresaba su desacuerdo. Un buen ejemplo es el almo 149 en que se habla de la "espada de dos filos, tomar venganza de las naciones, infringir el castigo a los pueblos, atar a los reyes con cadenas y con esposas de hierro, como todo eso es un honor para todos los fieles del Señor". Una vez, rezando el breviario, me dijo que los cristianos éramos del Nuevo Testamento y no del Antiguo. Con eso no quiso negar la validez del Antiguo Testamento, quería decir que en Cristo todos somos hijos de Dios amoroso y no castigador. 

Otros contrastes. Este misionero hablaba muy fuerte en la defensa de la verdad, y mostraba su indignación en contra de los que se apartan de la Iglesia católica. Pero acogía a todos sin discriminación.  A veces hablaba con vehemencia pero siempre actuaba con ternura y serenidad. En una Asamblea Regional el P. Antonio Bonanomi le dijo a Bruno, que en las palabras parecía estricto y duro pero en su práctica tenía una inmensa caridad. 

Trabajaba bien con las instituciones: colegios, alcaldías, militares, hospitales. Pero cuando algo no andaba bien no se callaba, les llamaba la atención sin miedo.  

 

PADRE HASTA DE LOS EVANGELICOS

Aunque Bruno manifestaba su desacuerdo con los evangélicos, porque muchos difaman a la Iglesia católica, en la calle los saludaba y hablaba con ellos. De hecho, aunque en Colombia, los cristianos "evangélicos" se refieren al sacerdote como "reverendo", "sacerdote", "señor", muchos a Bruno lo llamaban Padre. Uno escuchaba a un evangélico decir, "me bautizó el P. Bruno."  

 

MÁS ALLA DE LAS FRONTERAS PERO RESPETUOSO A LAS FRONTERAS

El P. Bruno, sabía bien que los hijos de los países vecinos, también eran hijos de Dios y tenían necesidades. Bruno nos enseñó que El Carmen del Ecuador, frente a Puerto Ospina, y Soplín Vargas del Perú se pueden atender desde Colombia y que los ciudadanos de allá no debían ser privados de la Eucaristía y los demás sacramentos, por las fronteras geográficas. Yo conocí El Carmen por primera vez con el P. Bruno en la Semana Santa del 2000. Al salir del bote él fue casi corriendo delante de mí como un abuelo que le indica el camino a su nieto, yo corriendo detrás. Ibamos al templo y al convento de las Hermanas de ese pueblo. Y siempre con su sotana y el sombrero.

Aunque atendía más allá de estas fronteras, cuando bautizaba, mandaba los papeles a la Iglesia donde el pueblo atendido pertenece. Por el ejemplo, los papeles de Soplín Vargas los mandaba al Estrecho, Perú.

 

CON CARACTER DE SAN PEDRO APÓSTOL

Su amor a Jesús y a la Iglesia, su estilo pastoral era de un apóstol fiel. Pero también su manera de reaccionar de forma rápida y efusiva a quien parecía ir en contra de la enseñanza y la doctrina de la Iglesia, y después, su capacidad de reflexionar, arrepentimiento, pedir perdón y reconciliarse son del típico de carácter y temperamento de San Pedro. 

 

VIO LA CREACION DE TRES JURISDICCIONES ECLESIASTICAS DEL CAQUETA Y EL PUTUMAYO

Bruno participó en muchos acontecimientos eclesiales muy significativos. Vio la elevación de Florencia a una diócesis, la erección del Vicariato de San Vicente-Puerto Leguízamo, y participo junto con el P. Gaettano Mazoleni y Mons. Francisco Munera, en la configuración geográfica del nuevo Vicariato Apostólico, Puerto Leguízamo-Solano.

Nos queda la grata memoria de Bruno leyendo la carta oficial del Papa Benedicto XVI que anunciaba la erección del Vicariato de Puerto Leguízamo- Solano y el nombramiento del obispo, en la ordenación de Mons. Joaquín Pinzón en la catedral primada de Bogotá, el 20 de Abril del 2013 y en la posesión  episcopal el 4 de mayo del mismo año, en Puerto Leguízamo.

 

Con la muerte del P. Bruno del Piero se nos ha ido mucho de la historia de la presencia de La Consolata en Colombia. El llevaba una memoria fotográfica de personas, lugares, parroquias, pueblos y acontecimientos de todo el Caquetá.  Cuando Bruno contaba de alguna historia, te hacia gozar, reír, sentir conmovido e involucrado como si estuvieras presente en aquel momento narrado. Reactualizaba la historia. Viajar con él entre Florencia y San Vicente era interesante porque te contaba hasta los detalles más pequeños de esos caminos y pueblos antiguos.

Era impresionante el conocimiento geográfico y eclesial de los pueblos de todos los continentes. Una vez me dijo "los mapas son sacramentos." Yo entendí que para un buen misionero el conocimiento de los mapas puede ayudar a conocer y amar a los lugares donde uno no ha estado personalmente. Por los caminos, ríos y desde el aire  Bruno reconocía los pueblos por su ubicación y nombre. Era una brújula, un GPS, un calendario y una biblioteca viviente. Bruno era una biblioteca, un calendario actualizados.

 

QUE DESCANSE EN LA PAZ DEL SEÑOR Y EN SENO DE LA AMAZONIA

La Amazonia colombiana y fronteriza conoció a Bruno y él la conoció también, la anduvo, la caminó, la trotó, la corrió, la voló, la navegó, la celebró, la construyó, la amó. Ahora, esta misma tierra, lo recibe a él como una madre recibe a su hijo, para que descanse en su pecho, finalizando una misión de tantos años, años de la juventud y ancianidad. Para los indígenas, la madre tierra siempre espera el regreso y descanso de sus hijos al finalizar su vida terrenal.  

 

ESTA CELEBRANDO LA PASCUA CON EL SEÑOR

Su muerte en la Semana Santa y su entierro en el Viernes Santo, nos da la firme esperanza que resucitará con el Señor el domingo de la Resurrección. Su recuerdo y su ejemplo de entrega total y amorosa deben resucitar en nosotros el celo pastoral, el amor incondicional y la espiritualidad profunda y autentica. Esta muerte no es pura coincidencia sino algo que debemos buscar en el corazón de Dios que lo llamó a celebrar la Pascua con El. 

Aunque ya en la vida la gente lo llamaban cariñosamente San Bruno Del Piero, Brunito, en su funeral el Jueves Santo y entierro el Viernes Santo, la mayoría de la gente en la intimidad de su conciencia y sub concienciente estarían cantando el coro y la melodía de "Santo Súbito”.


Recenti

Fineste sull'America

14 Set 2021 Finestra sul Mondo

XXV Domenica del tempo ordina…

14 Set 2021 Domenica Missionaria

Riflessioni su Sant’Andrea Kim Taegon

Riflessioni su Sant’Andrea K…

12 Set 2021 I Nostri Missionari Dicono

La parola insegnata. La diacon…

12 Set 2021 Preghiere Missionarie

Visita canonica alla zona del pacifico colombiano

Visita canonica alla zona del …

12 Set 2021 I Nostri Missionari Dicono

Primi passi nella Comuna 13 di…

12 Set 2021 Missione Oggi

XXIV Domenica del tempo ordina…

07 Set 2021 Domenica Missionaria

Finestre sull'Asia

06 Set 2021 Finestra sul Mondo

Finestre sull'Africa

06 Set 2021 Finestra sul Mondo

La parola nella comunità. Int…

06 Set 2021 Preghiere Missionarie