Apr 12, 2021 Last Updated 4:14 PM, Apr 6, 2021

El día más hermoso de mi vida

Xochistlahuaca (Acapulco-México)  Ordinación de Elmer Pelaez Epitacio por Mons. Leopoldo Gonzalez Xochistlahuaca (Acapulco-México) Ordinación de Elmer Pelaez Epitacio por Mons. Leopoldo Gonzalez
Letto 249 volte
Vota questo articolo
(1 Vota)

Hace unos días, el 13 de febrero de 2021, en Xochistlahuaca su ciudad natal, fue ordenado sacerdote el misionero de la Consolata Elmer Pelaez Epitacio. Acogido y acompañado con cariño por su pueblo, Mons. Leopoldo González González, Obispo de Acapulco, México, lo consagró para el servicio del Evangelio hasta los confines de la tierra. P. Elmer ya recibió su primera destinación y fue enviado a la Región Europa. De seguida proponemos la homilía que el señor Obispo ha dirigido a los presentes en la misa de ordenación del primero misionero de la Consolata mexicano. (Redacción)

“Fue el día más hermoso de mi vida”, así describió el día de su ordenación sacerdotal el Beato José Allamano, fundador de los misioneros de la Consolata, a cuya Congregación está integrado el P. Elmer. Lo dijo no el día de su ordenación, en el entusiasmo de la fiesta, sino después de muchos años en los que cada día había buscado cumplir la voluntad de Dios. P. Elmer, éste sea también para ti el día más hermoso de tu vida. Tu pueblo hubiera querido vivirlo con el regocijo propio de sus grandes fiestas. Pero en estos días el amor fraterno nos pide no congregarnos en multitud ni hacer fiestas ni convivencias, para cuidar y respetar la salud propia y la de los demás. Sin embargo, esto no resta hermosura al día de tu ordenación, es un rasgo muy bonito de fraternidad que la enmarca. ¿Cuál es la raíz de la hermosura del día de nuestra ordenación sacerdotal?

Bendición indígena tradicional ante la ordenación

Bendición indígena tradicional ante la ordenación

La primera lectura nos habla de la vocación de Abraham: “Deja tu tierra, tus parientes y la casa de tu padre, y vete a la tierra que yo te mostraré”. Dios le daba una nueva dirección a su vivir, pero sobre todo daba una nueva dimensión a su persona, le cambió su nombre: ya no Abram, Abraham, padre de muchos pueblos.  Hace años tú también escuchaste el llamado del Señor al sacerdocio y saliste de casa a discernir si de verdad el Señor te llamaba y a prepararte para responderle. Hoy con toda claridad has escuchado el llamado de Jesús y con grande sinceridad has respondido: “Aquí estoy”. Como a Abraham, el Señor no sólo da un nuevo rumbo a tu vida, sino que da una nueva dimensión a tu persona, te transforma. Por la acción del Espíritu Santo en la ordenación sacerdotal quedamos hechos imagen viva de Cristo Jesús, Buen Pastor, Cabeza y guía de la Iglesia. Ser una transparencia de Cristo Jesús Buen Pastor, ser sacerdote de Jesús será el eje en torno al cual ha de girar nuestro pensar, hablar y actuar de cada día.

Es un llamado a algo muy hermoso. Harás presente al Señor Jesús, pero no sencillamente recordándolo. En ti se hará presente el Señor Jesús, Buen Pastor. El Papa Benedicto XVI nos decía: “el sacerdocio no es un simple oficio, sino un sacramento: Dios se vale del hombre con sus limitaciones para estar a través de él, presente entre los hombres y actuar a su favor. Esta audacia de Dios, que se abandona en las manos de seres humanos; que aun conociendo nuestras debilidades, considera a los hombres capaces de actuar y presentarse en su lugar, esta audacia de Dios es realmente la mayor grandeza que se oculta en la palabra “sacerdocio”… Hemos de despertar la alegría de que Dios esté tan cerca de nosotros y la gratitud por el hecho de que Él se confíe a nuestra debilidad”. Esta gracia de Dios es la fuente de la hermosura del día de nuestra ordenación sacerdotal.  

Ordenación

Ordenación

La página del Evangelio que hemos escuchado nos presenta a Jesús a punto de vivir su Pascua. Contempla lo que ha sido su vida. El Padre le ha dado poder sobre todos los hombres para darles la vida eterna. “La vida eterna consiste en esto, en que te conozcan a ti el único Dios verdadero y a Jesucristo, tu enviado… Yo te he dado a conocer… Ahora saben con absoluta certeza que yo salí de ti y han creído que fuiste tú quien me envió”. Toda su vida ha sido cumplir la voluntad del Padre: ofrecer a todos los hombres la vida eterna. Como imagen viva de Cristo Jesús, Buen Pastor, esa es también nuestra misión, que conozcan a Dios nuestro Padre y a Jesucristo su enviado para que tengan vida y vida en abundancia, vida eterna. Pero, ¿cómo pueden las personas tener la certeza de que venimos de Dios, que es Él quien nos ha enviado? Cuando nuestro actuar no puede explicarse sino desde Jesús, porque es el actuar de Jesús.

“Necesitamos - dice el Beato José Allamano - hacer todas las cosas como nuestro Señor cuando él estuvo en esta tierra.” Y señala algunas virtudes de Jesús. Sólo tres veamos ahora:

P. Elmer, su familia, p. Alessandro Conti p. Joseph Onyango Oiye IMC

P. Elmer, su familia, p. Alessandro Conti p. Joseph Onyango Oiye IMC

Jesús, modelo de oración: “Jesús pasó noches enteras orando, arrodillado, para que, al imitarlo, nosotros también viviéramos como él vivió”. Dentro de unos minutos escucharás esta pregunta: “¿Quieres implorar junto con nosotros, la misericordia divina en favor del pueblo que te sea confiado, cumpliendo el mandato de orar continuamente?” Es el primer servicio al que tiene derecho la comunidad. Orar por él. Al levantarnos, qué vas a hacer? A orar por el pueblo.

Jesús: modelo de gentileza: “‘Aprendan de mí, porque soy amable y humilde de corazón’. Por lo tanto, uno no solo debe orar, sino imitar a Jesús.” Al dirigirse a los misioneros, el Beato José comentó: “La experiencia muestra que nuestros misioneros hacen el bien en la medida en que son amables”. Dentro de un rato, tus manos serán ungidas con el Santo Crisma. Las manos parecen ser el símbolo más claro de la capacidad de dominar, del deseo de poseer. Las manos del sacerdote son ungidas para que sean las manos de Jesús, que “no vino a ser servido sino a servir”, que pasa en medio de su pueblo haciendo el bien, sanando a los enfermos y curando a los oprimidos por mal, preocupado especialmente por aquellos por quienes nadie muestra preocupación e interés. El Papa Francisco nos ha invitado a ir a las periferias existenciales, a aquellos a quienes la sociedad ha excluido, a aquellos que han topado con las situaciones límite de la existencia humana… Este es uno de los rostros más humanos del celibato sacerdotal. Si renunciamos al matrimonio y a una familia, y libremente prometemos vivir la castidad celibataria, no es para no amar, sino para amar como Jesús, sin exclusividad, a cada uno sin excluir a nadie, y de modo especial a quien tiene más fuerte la tentación de mirarse amado de nadie.

Primera Misa con p. Alex Conti y p. Joseph Onyango Oiye

Primera Misa con p. Alex Conti y p. Joseph Onyango Oiye

Jesús: modelo de desapego de su propia voluntad. “Nuestro Señor Jesucristo, ¿qué ha venido a hacer si no es la voluntad de su Padre Eterno?” (Beato José). Pronto se te va a preguntar:   = “¿Prometes obediencia y respeto al Obispo diocesano y a tu Superior legítimo?”: Jesús “a pesar de que era el Hijo, aprendió a obedecer padeciendo y llegado a la perfección se convirtió en causa de salvación para todos lo que lo obedecen”. Ahí se enmarca nuestra promesa de obediencia. Es la entrega de la propia vida. Toda entera como promesa en el día de la ordenación; día a día en el servicio del ministerio cotidiano. No mira sólo a cargos y destinos, a programas e indicaciones diocesanas o de la Congregación. Es eso, pero mucho más: es el darnos cada día, como Jesús, en el cumplimiento de la voluntad del Padre que quiere que todo el mundo se salve, y así ser transparencia de Jesús, Buen Pastor.

En la segunda lectura hemos escuchado: “Ya que tenemos en Jesús, el Hijo de Dios, un sumo sacerdote eminente que ha penetrado en los cielos, mantengámonos firmes en la fe que profesamos”. Muchos años te dé el Señor en el ministerio sacerdotal, todos los de tu vida hasta cuando te llame a la vida eterna en el cielo. ¿Cómo mirar hacia adelante con confianza? Fijemos los ojos en Jesús, nuestro Sumo sacerdote, autor y consumador de nuestra fe. En Él encontraremos gracia en el momento oportuno. El rito de la imposición de manos es central en la Ordenación sacerdotal. Poner las manos sobre algo habla de pertenencia, como cuando de niños en el bolo del bautismo poníamos la mano sobre una moneda o como cuando al romperse la piñata ponemos la mano en una fruta. Por un nuevo capítulo eres de Dios. Y el pueblo de Dios al acercarse a nosotros espera encontrarse con un hombre de Dios. Pero imponer las manos también habla de cuidado. Dios nos dice: “eres mío”. Y nadie es capaz de arrebatar algo de las manos del Padre. Esa es nuestra confianza.

Te encomendamos al cuidado de la Virgen María, nuestra Señora de la Consolata, de San José en su año jubilar y del Beato José Allamano a quien Dios hizo un testimonio de su amor, un educador de sacerdotes, y un padre de misioneros para la evangelización de todos los pueblos. Que su ejemplo nos impulse para buscar al Señor por encima de todo y trabajar por el bien de todos. Amén.

Devi effettuare il login per inviare commenti

Recenti

II domenica di Pasqua - Anno B: Gesù è risorto, con lui anche la sua comunità

II domenica di Pasqua - Anno B…

06 Apr 2021 Domenica Missionaria

Pace a voi, io vi mando, ricevete lo Spirito Santo

Pace a voi, io vi mando, ricev…

06 Apr 2021 Preghiere Missionarie

Premier etiope ammette: “La guerra del Tigray è sfiancante”

Premier etiope ammette: “La …

05 Apr 2021 Finestra sul Mondo

Myanmar. Gli ‘assassinii di massa’ della giunta anche contro i gruppi etnici

Myanmar. Gli ‘assassinii di …

05 Apr 2021 Finestra sul Mondo

Hong Kong, attivisti condannati: la lotta per la libertà continua

Hong Kong, attivisti condannat…

05 Apr 2021 Finestra sul Mondo

Addio all’antico mondo dei Dinka

Addio all’antico mondo dei D…

05 Apr 2021 Missione Oggi

Mongolia, la Pasqua del piccolo gregge

Mongolia, la Pasqua del piccol…

05 Apr 2021 I Nostri Missionari Dicono

Settant’anni delle suore Missionarie della Consolata in Argentina

Settant’anni delle suore Mis…

05 Apr 2021 I Nostri Missionari Dicono

Servizio ai migranti in tempo di pandemia: P. Tamrat premiato dalla città di Dongducheon - Corea del Sud

Servizio ai migranti in tempo …

05 Apr 2021 I Nostri Missionari Dicono

Domenica di Pasqua - Anno B - “Corsero, videro e credettero...”

Domenica di Pasqua - Anno B - …

30 Mar 2021 Domenica Missionaria