Aug 17, 2018 Last Updated 9:57 AM, Aug 17, 2018

Venezuela: ser consolación en un país en crisis

  • Ago 07, 2018
  • di  P. Jaime C. Patias, IMC, Consejero General para América.
  • Stampa
  • Email
Letto 369 volte
Vota questo articolo
(1 Vota)

“Vivimos días malos, pero no es que Dios nos ha abandonado. La Biblia dice que Dios no deja nunca a su pueblo sin profetas, porque sin profetas el pueblo se corrompe”. Con estas palabras el Superior General, P. Stefano Camerlengo, inició su reflexión al inaugurar la VIII Conferencia de los Misioneros de la Consolata en la Venezuela.

07 INMD 2 P Stefano

Con el lema “Dejemos las redes y vayamos a Cafarnaún” (Mc. 1,18), el encuentro reúne, los días 06 al 10 de agosto, en el Centro de Animación Misionera, ciudad de Barquisimeto, a 380 kilómetros de Caracas, los 12 misioneros de la congregación que trabajan en el país. El Instrumento de Trabajo de la Conferencia describe la dura situación: “Vivimos en un ambiente socio-político muy cargado, caracterizado por deterioro de los servicios básicos. La sociedad venezolana sufre fuertemente por falta de alimentación, de medicinas, insumos médicos y de personal de salud. Hay crisis en los sectores de electricidad, agua, gas, transporte, educación, seguridad etc. Asimismo el acceso a la comunicación e información es controlada por el gobierno. Esta situación nos interpela y exige más que nunca que la evangelización y la promoción humana vayan de la mano. Las largas colas, la falta de empleo y ocupación, escases de medios de transporte y la violencia, ocupan cada vez mas parte del itinerario diario del Venezolano”.

Ante esa realidad, el Padre General agradeció a los misioneros por “el testimonio y el espíritu de donación de cada uno en tiempo de profunda crisis y sufrimiento para la gente”. En la secuencia, P. Stefano tomó las palabras de San Pablo a los Efesios para hacer una alerta. “Por lo tanto, presten mucha atención a su forma de vida, comportándose no como tontos sino sabios, haciendo un buen uso del tiempo, porque los días son malos. Por lo tanto, no seas desconsiderado, pero sé cómo entender la voluntad del Señor” (Efesios 5, 15-17).

Ese texto ofrece iluminación para vivir la misión con discernimiento, vigilancia y profecía. El Padre General recordó también las palabras del Fundador: “Sean misioneros en la cabeza, en la boca y en el corazón...” (Beato José Allamano). E invitó a centrar la vida en la identidad de los Misioneros de la Consolata en cuatro “intuiciones”.

07 INMD 3 Misa de inauguracion de la Conferencia celebra los 25 anos de Profesion Religiosa P Okal

Ser misioneros: La primera y original propuesta de Allamano es la “misión”. Todo su empeño de fundador y de formador ha sido orientado hacia este objetivo: preparar y enviar misioneros capacitados en calidad y cantidad.

Misioneros “de la Consolata”: para Allamano la Consolata es la Fundadora y el modelo de misión.

En la santidad de vida: “Primero santos, luego misioneros”. Vemos que la necesidad de ser santos para ser misioneros es una de las “intuiciones propias” del Fundador, derivada del Evangelio, un valor perenne de especial originalidad para nosotros, hoy también.

Con la fuerza de la fraternidad: «Es secundario estar en un lugar más que en otro… Somos todos misioneros, estamos todos juntos, somos una sola cosa, como si estuviéramos todos aquí, todos destinados a Kenia, todos al Kaffa, todos a Iringa» (Allamano, Conf. mc, III, 499). “Estar y vivir juntos” para el Fundador es decir: “ayudarse en la santificación, rezar juntos, ser delicados, interesarse, ayudarse, corregirse mutuamente…”

Con eso, P. Stefano invitó a la resistencia y a la capacidad de decir no para salvaguardar el grande y no negociable al Evangelio y a los derechos de los pobres. A vigilar, estar atentos, lúcidos, críticos.

Cómo vivir la crisis

La crisis no es un desagradable accidente, sino un necesario momento de paso en el devenir de una persona, de una realidad o de una situación. No se trata de huir de ella o de removerla, sino de elaborarla.

El tiempo de la crisis es también el tiempo de la acción responsable de los creyentes que ven a los malvados en plena actividad, que saben dar el nombre a las obras de los malvados y a ellas oponen su acción responsable. Como principio, “No bajar la guardia”. Además, hace falta dejarse guiar por la voluntad de Dios y estar en consonancia con el Evangelio.

Se trata de salir, de manera decidida, de la cultura del lamento. Para salvar el futuro es necesario recuperar estas dos actitudes: discernimiento y vigilancia. Somos realistas, pero también somos discípulos misioneros y señal de esperanza.

07 INMD 4 Misionero con la gente en el Centro de Animacion Misionera de Barquisimeto

La profecía

Para el Superior General, no basta la conversión, el discernimiento, la vigilancia. Es necesario también la profecía para buscar una salida. La crisis no puede ser eterna, es preciso buscar un cambio.

Para los misioneros que permanecen firmes en Venezuela, P. Stefano recordó que en la historia del Instituto cuando vivimos un tiempo de dificultades, tomamos las siguientes actitudes:

1. Permanecer: el misionero queda con su gente, no la abandona en tiempo de crisis y dificultades, sino que comparte hasta lo último su vida con su gente.

2. El misionero “abandona” su misión sólo si su presencia pone en riesgo la vida de su gente o si sicológicamente no logra vivir en esta situación difícil.

3. El don de sí para la humanidad: la misión exige generosidad, entrega y oblatividad de sí mismos para servir a la humanidad más sufrida.

4. Ser testigos: el testimonio de la propia vida y de la propia entrega al servicio de la misión.

5. Vivir la consolación, ser profetas: no basta permanecer, hace falta un paso más, ser profetas, indicar un camino, una posibilidad de cambio, un recorrido.

Sirve de orientación un pensamiento de San Francisco de Asís. “Somos pocos y no tenemos prestigio. ¿Qué podemos hacer para consolidar las columnas de la Iglesia? (…) Nosotros podemos ofrecer sólo las armas de los pequeños: amor, pobreza paz. ¿Qué podemos poner al servicio de la Iglesia? Sólo esto: vivir el Evangelio del Señor” (San Francisco).

Algunos misioneros compartieron sus sentimientos a partir de la experiencia en la crisis.

07 INMD 5 Misa en comemoracion de los 25 anos de Profesion Religiosa P Okal

P. Josiah Okal, keniano hace 21 años en Venezuela. “El sentimiento es de impotencia por no poder hacer mucho. Al mismo tiempo me siento confundido y cuestionado. Cuando veo gente buscando comida en la basura me duele no poder hacer nada. Con todo, hay muchos religiosos, laicos, empresarios que se arriesgan para hacer algo. Eso me da esperanza. Siento que estamos donde debemos estar. Dios quiere que estamos en Venezuela. Nuestro carisma nos dice que este es nuestro lugar”, compartió P. Okal misionero que celebra 25 años de Profesión Religiosa. Él destacó la cercanía de todo el Instituto. “En Venezuela podemos inspirarnos en los misioneros que en otras situaciones parecidas como en la de R. D. Congo y en Roraima, con los Pueblos Indígenas”.

07 INMD 6 P Zacharaiah

P. Zachariah Kariuki trabaja entre los Indígenas Warao en Tucupita. “Para nosotros yo sé que no va faltar pan, pero ver la gente morir nos duele mucho. A veces tengo ganas de irme, pero después siento que Dios me llama a estar aquí. De pronto no voy hacer muchas cosas, pero lo que hacemos hace la diferencia”.

La gente nos busca no solamente por comida, sino por consolación. Gracias al Instituto hemos podido ser instrumentos con proyectos para comprar medicina, harina para los niños, apoyo en el hospital con el programa de salud y otros. Es una oportunidad para ser instrumentos de consolación y de esperanza. Siento que esta crisis nos hace más unidos y ayuda a crecer en la comunión. En algunas situaciones enfrentamos un dilema: denunciar para que después nos saquen del país o silenciar para quedarse y ayudar la gente?” 

Altro in questa categoria: Venezuela: un paese anestetizzato »
Devi effettuare il login per inviare commenti

Recenti

Organizaciones eclesiales lati…

17 Ago 2018 Finestra sul Mondo

Lettera della Delegazione Vene…

16 Ago 2018 I Nostri Missionari Dicono

La opción pastoral por los ind…

16 Ago 2018 I Nostri Missionari Dicono

XX Domenica – T. O. - Anno B

16 Ago 2018 Domenica Missionaria

La misión en la periferia urba…

15 Ago 2018 I Nostri Missionari Dicono

Maria Assunta

13 Ago 2018 Preghiere Missionarie

Claudio Perani, un anticipo de…

13 Ago 2018 Missione Oggi

Papa: Cari giovani camminate n…

13 Ago 2018 Finestra sul Mondo

La terra e chi l’abiterà nei p…

13 Ago 2018 Finestra sul Mondo

Festa dell’Assunzione della Be…

13 Ago 2018 Domenica Missionaria